viernes, 1 de agosto de 2008

Niños con problemas de aprendizaje


Llegada la mitad del año lectivo es un buen tiempo para reflexionar sobre la marcha escolar de los niños en general. Muchos son los padres que se ocupan cuando su hijo tiene problemas de aprendizaje en la escuela y otros, por ignorancia o desidia, desatienden el tema.

Cuando un niño presenta dificultades en el ámbito educativo, existe la tendencia a centralizar la problemática en ese niño, descuidando la idea básica de que sobre él operan distintas variables y realidades. Es parte de todo un sistema por lo tanto, nada es ajeno a este.

¿Cuál es la mejor manera de reaccionar frente a estos problemas? Desde ya no es mandar al niño a un maestro particular sacándose el problema de encima y trasladárselo a otro.
Las causas de un fracaso escolar pueden ser externas o internas. Ambas pueden incidir en forma conjunta o no.

Las externas las comprenden los hechos sucedidos dentro del núcleo familiar, en la sociedad o en la escuela. Los problemas familiares pueden ir desde la falta de atención por parte de los padres, que inciden directamente en la autoestima del niño, hasta problemas entre los cónyuges pasando por violencia familiar, abusos o falta de autoridad. El ocuparse de esta variable, en lo inmediato, minimiza las consecuencias y trae aparejado cambios en la conducta personal y escolar del niño.

No es necesario hacer una descripción exhaustiva de cómo influye la sociedad sobre la vida de los niños. La publicidad, los medios de comunicación masiva provocan necesidades que desembocan en distracción y ansiedad.

Por último, la pregunta que surge es: ¿hemos elegido bien la escuela a la cual asiste nuestro hijo/a? No toda escuela es para cualquier niño. Cada una tiene sus objetivos, valores, programas educativos, un sistema de creencias y un perfil de niño que desea obtener. Puede que la capacidad o inteligencia, no necesariamente poca o mucha esté de acuerdo con lo exigido, provocando así un desgano o estancamiento frente al aprendizaje.

Debemos tener cuenta en este apartado el vínculo que se establece entre el niño y su docente. De aquí, a veces, depende el éxito del aprendizaje.

Las causas internas o personales hay que clasificarlas en físicas, psicológicas y dentro de estas las intelectuales. Entre las primeras se debe incluir problemas de visión, de audición, dislexia, dislalia, desorientación, problemas de equilibrio, alguna enfermedad crónica que provoque cansancio, o la desnutrición o mala alimentación.
A su vez, existe la creencia de que los problemas del aprendizaje son causados por alguna dificultad con el sistema nervioso que afecta la recepción, el procesamiento o la comunicación de la información. De ser así solo faltaría una “medicación mágica” que haría de nuestros niños excelentes alumnos.

La baja autoestima como consecuencia de la falta afectividad o de la presión demandante ejercida por parte de los padres es la causa psicológica más común que produce problemas de aprendizaje.

Lo importante es tener en cuenta que cada niño es una persona diferente y que no se lo debe encasillar en tal o cual deficiencia. Rotular a un niño es condenarlo a que no pueda modificar sus funciones cognitivas y pueda desarrollar sus potencialidades de aprendizaje.

Tomado a tiempo, cualquier problema de aprendizaje, ayudara al niño/a a no educarse en el fracaso y, de esta manera, no dejar que un sentimiento de “yo el peor de todos” se adueñe de él o ella. Este tipo de sentimiento se encuentra siempre detrás de problemas de conducta y disciplina.

Muchos padres son los que viven esta situación escolar de sus hijos como una frustración personal, una herida narcisista en su paternidad “perfecta”. Este sentimiento es captado por los niños y ayuda a empeorar las cosas.

Conocer qué es lo que está viviendo el niño/a es ya ayudarlo a salir de sus problemas de aprendizaje. Lo demás lo hace el amor...

Joaquín Rocha
Psicólogo
Fuente: San Pablo Online

2 comentarios:

Profesora: Ana Leonor Blanco B. dijo...

Me alegra encontrar este blog yá que soy profesora de pre-escolar y generalmente en nuestro quehacer pedagogico se encuentra estos problemas de aprendizaje y muchas veces nos preguntamos a que se deben estos problemas.Ademas vemos la falta de valores eticos de nuestros niños para la buena convivencia y es bueno que al alumno se le enseñe primero con el ejemplo y segundo que el mismo se de cuenta de la actitud buena o mala y como repercute en su vida y en su entorno.
Tambien quiero aportar un granito de arena, invitandoles a que visiten mi blog dado que alli existen contenidos utiles para enfocar los esfuerzos de los padres hacia sus hijos.
Padres exitosos Hijos Exitosos, este axioma es valido hoy mas que nunca , asi que que invito a que descargen visitando mi pagina un EBOOK GRATIS, que contiene las claves para el EXITO Y AUTOSUPERACION.
Saludos.
Lic.Ana Leonor Blanco B.
http://preescolarhoy.blogspot.com

davidove dijo...

para usted cual seria la solucion a estos problemas tengo una sobrina que tiene este problema gracias de antemano